Wednesday, 20 June 2012

Graduación Clase 2012: Invitado de Honor

Las palabras del invitado de honor, Ing Francisco Suriano:



Cuando Mr. Hobson me llamo para que fuera el invitado de honor en su graduación sentí una gran alegría, pero a la vez un fuerte compromiso de ponerme a la altura de otros, que antes de mi y con muchos mas méritos, han tenido que pronunciar estas palabras. Hasta ese momento realice que no había sido ayer que me encontraba recibiendo mi titulo de bachiller, como lo están recibiendo ustedes en esta ocasión. No obstante, al reflexionar sobre los logros que me atribuyen para esta distinción, entendí que en efecto si ha pasado mucho tiempo y que durante este he vivido cosas, que creo, pudieran ser útiles para ustedes. No niego, que tampoco estaba preparado para la nostalgia que hoy siento al ponerme en su lugar.
Como quisiera regresar el tiempo…

Estar frente a ustedes es un privilegio, como no había tenido otro en mi vida.

Les confieso que nunca antes había compartido en público mis reflexiones personales, y haciendo una remembranza de ellas, entiendo la importancia que tuvieron en mi la formación familiar, escolar y espiritual. Esta noche quisiera compartir con ustedes algunas de ellas, en espera que les puedan ser de utilidad en el camino que hoy comienzan a andar.
Cuando yo tenía como 7 años mis padres tomaron una decisión de la cual estaré siempre agradecido. En unas vacaciones de verano, ellos consideraron importante que yo fuera expuesto a diversas actividades culturales y deportivas, para que yo explorara y descubriera mi talento y vocación. Es así, como rápidamente me encontré practicando karate, equitación, piano, natación y tenis; aun recuerdo esa pizarra en la sala de mi casa, llena con todos los horarios de clases y actividades por hacer. Todas me interesaban, todas me gustaban, pero a medida que el tiempo pasó me fui dando cuenta que la natación era mi verdadera pasión.
La vida nos presenta todo el tiempo con diversas opciones, distintos caminos que podemos recorrer.  Estoy claro que yo he sido una persona muy afortunada; afortunada por tener dos grandes padres que supieron guiarme a muy corta edad por el camino donde estaban mis talentos.  Me gustaba nadar, pero aprendí que lo que verdaderamente me apasionaba era competir y ganar;  descubrí en el camino del éxito no existen términos medios. Y gracias a ellos, logre representar con mucho orgullo a nuestro país en dos Olimpiadas y muchos otros campeonatos nacionales, regionales y mundiales.

Un pilar fundamental en mi vida, han sido los valores. Mis padres jugaron un papel importante. Desde muy pequeño se preocuparon por inculcarme a mi, y a mis hermanos, un conjunto de valores que ellos practicaban, entre los que estaban: la honestidad, el esfuerzo, la integridad, el compromiso, el honor, y sobre todo, el respeto y la Fe en Dios. Valores que comenzaron a formar desde temprano, la persona que soy hoy en día.

Durante los 17 años de mi carrera deportiva tuve momentos de flaqueza, tiempos en los que quise hacer otras cosas que yo consideraba importantes, como salir con mis amigos, trasnocharme, ir a las fiestas…  pero al final, nunca olvidaba cual era el propósito central de mi vida: el estudio, el deporte, la familia y la amistad. Sin estos valores bien firmes, difícilmente hubiera podido sobreponerme a los obstáculos y alcanzar las metas que me había propuesto. Hoy, haciendo un recuento de ellas, no me arrepiento.
Es gracias a estos principios que yo logre sobreponerme a varias derrotas, a varios segundos lugares; entendí que no se gana la medalla de plata, se pierde el oro. Es gracias a esta pasión por la competencia que yo me levantaba cada madrugada, sabiendo que si hacia un mejor esfuerzo, que si buscaba siempre ser el mejor y reconociendo que no existen los caminos cortos, algún día lo alcanzaría.   
Hay un dicho muy sabio, que dice: “no se puede construir un gigante con pies de barro.” yo creo firmemente que los valores correctos, son los pilares fundamentales para que todo logro que obtengamos en nuestras vidas perdure, este siempre lleno de mucha alegría y satisfacción personal.
Si bien es muy cierto que los valores se aprenden en el hogar, tenemos que reconocer que la Academia Británica nos inculco también estos mismos valores, cuya idea central se resume en el lema presente en nuestros cuadernos de estudio y que dice: El Esfuerzo Conduce al Éxito!  (Effort Leads to Success)
Este día, ustedes concluyen una etapa importante en sus vidas, termina el colegio y comienza la universidad, una etapa maravillosa, apasionante y única, donde ampliaran sus conocimientos y seguirán formando su carácter. Cualquier tropiezo que hayan tenido hasta ahora en sus vidas se puede fácilmente corregir, porque aunque ustedes no se hallan percatado todavía, apenas están comenzando a vivir.
De hoy en adelante muchos se irán a vivir lejos, estarán por su cuenta y tendrán que tomar a diario pequeñas decisiones que los encausaran en el camino del éxito, o del fracaso; recuerden que en la vida no hay términos medios. Siempre tomen cada una de estas pequeñas y grandes decisiones con su mirada en el horizonte, en el largo plazo. Hay cosas en la vida a las que no se les puede poner retroceso, las decisiones y el tiempo son algunas de ellas. Y si se equivocan en el camino, recuerden que de las cosas malas, Dios siempre saca cosas buenas. De los errores se aprende tanto como de las lecciones, siempre y cuando los reviertan y aprendan de ellos.

En este recorrido no olviden nunca aprovechar sus Talentos; cada uno de nosotros hemos nacido con cualidades únicas, este es el momento para descubrirlas y explotarlas al máximo. Vibren con la pasión de los retos que esto les trae, búsquenlos sin temor. Siéntanse orgullosos de sus logros, siéntanse orgullosos de su colegio, de sus amigos y sobre todo siéntanse orgullosos de sus familias y de su país que los ha visto crecer, esforzarse y progresar. Tengan a la vista siempre su meta, su nuevo propósito de vida que los guie hacia el camino del éxito.  Recuerden siempre que el Talento es una Chispa, pero la Pasión….  es el Incendio!
Hay una diferencia importante hoy respecto a hace dieciséis años, el mundo no es el mismo de entonces y no lo será tampoco después de este tiempo, prepárense para esos cambios, para un mundo cada vez mas competitivo. El deporte me enseño y acostumbro a competir, no le teman a la competencia. Sus armas mas importantes, no lo olviden, serán sus Sueños por realizar, sus Talentos para alcanzarlos y sus Valores para guiarlos.
Siempre den lo mejor de ustedes, nunca se desilusionen, cuando la vida les sonría… gócenla; cuando esta los golpee… levántense y sigan adelante; impónganse ante las sorpresas que el destino les prepare  y lleguen hasta el final de la carrera, con la frente en alto y orgullosos de haberla alcanzado.

Para finalizar, quisiera compartir con ustedes una memorable cita que mi entrenador, Oscar Moreno, me repetía con frecuencia y que es atribuida a Sir Winston Churchill, esta dice:
“A todo hombre, le llega en su vida, ese momento especial cuando es llamado a la conciencia, para ofrecerle la oportunidad de hacer algo especial en su vida, de carácter único y a la medida de sus talentos. Que tragedia, si ese momento lo encuentra  desprevenido e incapaz para el trabajo que seria su obra estelar.” - Sir Winston Churchill.

Les deseo a todos que cuando ese momento especial les llegue, los encuentre listos y preparados, para actuar y hacer esa diferencia… estén listos, para dejar su huella en cada momento de esta vida.

Muchas Gracias, Buenas Noches y Buena Suerte


No comments:

Post a Comment